Buenas prácticas

21 paises forman parte de CLARCIEV

Las buenas practicas son ejemplos de actividades y estrategias que generan un mayor y mejor impacto en la calidad y el resultado de los proyectos que se emprenden.

  • Sustentable: Socialmente sostenible, viable económicamente y de corte equitativa al paso del tiempo.
  • Servicio al cliente: Calidad de atención y facilidades que se le otorga al usuario.
  • Tiempo de entrega óptimo del trámite: Tiempo en que se presenta el servicio y en que se da el resultado del trámite.
  • Fuentes de financiamiento: Cuentan con fuentes de financiamiento alternativas ya sea por parte de donantes de otros sectores u organismos internacionales.
  • Alianzas con Distintos Sectores: Comparten su marco de operación con demás instituciones.
  • Nivel de Accesibilidad: Cobertura, implementación y facilidad otorgada a la población objetivo.
  • Tiempo de implementación: Lapso de tiempo entre que se implementa la práctica y arrojar los resultados esperados.
  • Alineación de tecnología/comunicaciones: Implementación de tecnología correctamente alineada a los fines de la práctica.
  • Replicabilidad: Resultados obtenidos al aplicar la práctica en una región de similares características.
  • Aspecto financiero: Rentabilidad de la práctica en términos de beneficio/costo tanto para el estado como para los usuarios.
  • Procesos internos: Procesos internos de la práctica la ayudan a desempeñarse de una manera efectiva.
  • Aprendizaje y crecimiento: Capacitación para el desarrollo e implementación de la práctica.
  • Tipo de nivel de seguridad: Seguridad en los productos generados por la práctica.
  • Interoperatividad: Se comparte la información que resulta de la buena practica con otros sectores y agencias.
  • Enfoque de vulnerabilidad: Población marginada, con necesidades especiales, grupos étnicos que puedan hacer uso de la práctica.